La Libélula

Una semilla con alas

“Las semillas no inician la germinación únicamente porque incidan sobre ellas agua, luz y calor. O porque un hombre las arroje sobre la tierra y las humedezca; éstas germinan porque su camino es ese, inconfundiblemente.”
La vida reverente.

La intención de este lugar es, sin más, abrirte paso.